Seleccionar página

Hola soy Rafael Escalera y en este ejercicio te voy a enseñar un ejercicio buenísimo para orientarte cuando te sientas perdido en la vida. 

Para ello necesitas un papel y un boli.

Lo que vamos a hacer es hacer una cruz en el centro de la hoja que la divida en cuatro cuadrantes. De esta manera.

 

Ahora en la primera columna vamos a escribir lo que hay en mi vida y en la segunda lo que no hay en mi vida.  La primera fila va a ser lo que sí quiero en mi vida y la segunda lo que no quiero en mi vida. De forma que nuestra hoja se ha quedado de una forma parecida al hundir la flota. Hay un cuadrante en la que está lo que sí hay en mi vida y sí quiero, otra lo que hay en mi vida y no quiero. Lo que no hay en mi vida y quiero, y lo que no hay en mi vida y no quiero. 

Bien, lo que vamos a hacer ahora es rellenar nuestra matriz. Para ello te voy a que te tomes 15 o 20 minutos para ti. Con buena música y sin que nadie te interrumpa. 

Es importante que no dejes ningún espacio vacío. Tiene que haber al menos tres cosas en cada cuadrante.

Tómate tu tiempo que yo aquí te espero

—————————————————————————————————————————————————————————————————

Bien, lo que vamos a hacer ahora es analizar nuestra brújula. Que se analiza por diagonales.

El cuadrante de lo que hay en mi vida y quiero, sirve para estar agradecido a la vida. Porque seguro que aunque empezaste el video pensando que no había nada en tu vida que encajaba. Hay cosas que funcionan. Puede que sea algo pequeñito, pero no importa. Da las gracias, porque desde ese lugar de agradecimiento es un muy buen lugar para empezar a construir.

El cuadrante de lo que no hay en mi vida que no quiero. También sirve para dar gracias. Porque hay problemas que podrías tener y que no tienes. Así que gracias. Este cuadrante, habla de tus miedos. Quizás hay alguno que no conocías, pero sobre todo. Es interesante dar gracias. Gracias vida, porque este marrón no me ha tocado a mí. 

Bien, los dos realmente interesantes en la brújula son los otros dos. Porque son los que indican una dirección. Y eso es lo que hace una brújula marca una dirección, es decir, hacia dónde quieres ir, y de qué te quieres alejar.

El cuadrante de lo que hay en mi vida y no quiero. Es de qué me quiero alejar, qué cosas de ese cuadrante puedo eliminar de mi vida, qué cosas de ese cuadrante quizás no puedo eliminar ahora, pero en algún otro momento sí querría eliminarlas. Por ejemplo, imagínate que has escrito tu trabajo, y sabes que ahora no puedes dejarlo porque necesitas el dinero, pero si está ahí. Es que hay que empezar a buscar otro lugar.

Y por último el cuadrante de lo que no hay en mi vida y quiero. Es decir, a qué me quiero acercar. Esos son mis objetivos.

Te invito a que analices esta dirección y mires cómo puedes crear un plan de acción que empiece hoy, para empezar a cuidar tu vida. Pero cuidado, recuerda poner el foco en cosas que dependan de ti.

Este video está basado en mi último libro “La flecha ¿o cómo saber qué hacer con tu vida?”.

 

Suscríbete a la lista de correo

Mantente al día de toda la información, los videos y cursos para que apruebes la asignatura sin problema

Ya formas parte de la lista de correo