Lo que tengo que contarte en esta entrada es bastante difícil de escuchar pero necesito compartirlo contigo porque a mí me está cambiando la vida.

NO ERES UNA VÍCTIMA.

No eres una víctima de nada de lo que te pasa, nadie te ha ofendido nunca, nadie te ha hecho daño nunca. La realidad nunca es ni buena ni mala, la realidad nunca es ni justa ni injusta. La realidad simplemente es. Por eso, aunque yo no conozca tu situación puedo asegurarte que no eres una víctima, a menos que hayas decidido serlo, voluntaria o involuntariamente.

Los seres humanos tenemos el superpoder de calificar las situaciones. Pasa algo neutro, por ejemplo suspendo un examen o me toca la lotería o tengo un accidente de coche. Da igual, todo es neutro. Y entonces, nosotros calificamos eso como bueno o como malo, y al hacerlo transformamos la realidad. Ese es nuestro superpoder.

Pero es un superpoder, que podemos usar a nuestro favor o en nuestra contra. Porque si decidimos (puede que involuntariamente) calificar cualquier solución como injusta, nos estamos transformando a nosotros mismos en víctimas. Y desde la forma de víctimas, no tenemos el poder para cambiar nada, no tenemos la visión para poder encontrar el beneficio dentro del dolor que estamos viviendo. Nos obligamos a sentiros desamparados, a sufrir, a quejarnos, a no hacer nada… porque una víctima no puede cambiar su situación a menos que el cambio venga de fuera. Eso es usar tú superpoder en tu contra.

Pero, ¿Y si decidiésemos utilizar nuestro superpoder a nuestro favor? Esto no significa que te tenga que gustar todo. Ni mucho menos. Habrá cosas que no te gusten. No tengo dinero, por ejemplo, no me gusta. Pero eso no es ni bueno ni malo, simplemente es. ¿Puedo hacer algo para cambiarlo? Si es que sí, no soy una víctima, puedo tomar la responsabilidad de salir de ahí. No tengo dinero y necesito trabajar de camarero para poder irme de vacaciones o pagar el piso, pues lo hago. Lo hago y no me quejo. ¿Y que pasa si no puedo cambiarlo? Por ejemplo, un accidente, o la muerte de un familiar. Pues que tampoco es ni bueno, ni malo, simplemente es. Y si yo me abstengo de calificarlo, si paro y miro. Quizás puedo encontrarle sentido a eso que me pasa, quizás pueda encontrarle ventajas, quizás pueda utilizarlo para ayudar a los demás…

Espero que mi nuevo vídeo te resulte inspirador.

 

Un abrazo enorme

elemento sometido a torsion y presión interna

Suscríbete a la lista de correo

Mantente al día de toda la información, los videos y cursos para que apruebes la asignatura sin problema

Ya formas parte de la lista de correo

Share This